Condenada a un año de cárcel y multa de 1.080 euros por espiar el móvil de su marido