Jacinto, el anciano condenado por matar a un ladrón en su casa, espera no entrar en prisión