Intenta batir el record de salto con un coche y casi consigue matarse