Una intensa granizada deja el centro de Bilbao inundado en pocos minutos