Unos treinta inmigrantes logran salta la valla y entrar en Melilla