Incendio en Grecia: el infierno desde dentro