El incendio en Alicante sigue sin estar controlado