El presidente madrileño pide perdón por un tuit de mal gusto