Identifican a un grupo de dominicanos como responsables del asesinato del joven de San Agustín