La red se vuelca con Huesitos, un perro abandonado y desnutrido al que tiraron piedras haciéndole creer que era comida