Las tres semanas de huelga sanitaria en Madrid han provocado la cancelación de 31.000 consultas