Horas de cola bajo la lluvia para visitar al Cristo de Medinaceli