Polémico vídeo de unos alumnos de instituto que bailan con cadáveres de gatos