Un restaurante australiano crea la hamburguesa con más calorías