Montar a caballo, el curioso pasatiempo del gato Gumphrey