Save the Children simula un cementerio de niños sirios en un parque de Madrid