El guardia civil de La Manada intentó sacarse el pasaporte a pesar de que tiene prohibido salir del país