El mejor regalo para Opie Hughes, unas gafas para ver la vida en colores