Funcionarios de prisiones se encadenan para pedir mejoras de sus condiciones laborales