Baños portátiles toman vida propia en una fuerte tormenta en Moscú