Tres mujeres de Gondomar (Pontevedra) se encierran en un cajero para protestar por la estafa de las preferentes