Francisco Nicolás, otra vez ante el juez, se acoge a su derecho de no responder