Tomar demasiadas fotos puede ser perjudicial para la memoria