70 años enterrados y separados por 200 metros