Solo 30 de los 400 fieles de la secta de los 'miguelianos' permanecen aún en la orden