Expulsadas de un avión con destino a Alicante por comportarse como “animales”