Cuarenta y seis personas duermen fuera de casa tras la explosión de Premià de Mar