Explosión de júbilo en los alrededores del Parlament tras la votación