Europa presenta la tasa de tabaquismo en adultos más alta del mundo