Un estudio universitario revela la existencia de cuatro tipos de borrachos