España se queda sin su perro más valiente