España es el país con mayor incidencia de cáncer de laringe de todo el mundo