En España se diagnostican 1.400 casos de cáncer infantil al año