España cuenta con 3,4 millones de viviendas vacías