Auténtico miedo por lo que la crecida de un río deja al descubierto