El Empire State y la Torre Eiffel, a oscuras para sensibilizar sobre el cambio climático