Un total de ocho provincias están en alerta por viento y olas