Los termómetros marcarán descensos de hasta cinco grados