El Gordo de Navidad deja en Bailén una "enorme alegría"