Ejecutan a un asesino en serie que cortó en pedazos a 11 personas y vendió su carne