¿Educación pública o concertada? Las claves de la batalla, en cifras