El Carlos III de Madrid, en el epicentro en la lucha contra el ébola en Europa