La EPOC, una enfermedad crónica, mortal y muy desconocida