Una heroína letal deja ocho muerto en Massachusetts