Durísimo y emocionante testimonio de los investigadores que encontraron el cuerpo de Gabriel