La duquesa de Cambridge abandona el hospital tras recibir el alta médica