Los Duques de Palma, de cena en Barcelona