Duerme mientras cuatro cobras le protegen