El Dr. House consigue 'salvar' a su primer paciente en la vida real