Dormir en una librería ya es posible en Japón